abril, 2019

now browsing by month

 

COMO HACER ALMÁCIGOS

De seguro que en varias ocasiones has probado una verdura u hortaliza digna de ser degustada. Si bien muchas veces el sabor de los vegetales comprados en tienda carece de personalidad y nos saben a nada; hay veces que nos sorprendemos con sabores y texturas.

Para esas veces, donde la naturaleza del vegetal gana la partida a los frigoríficos y congeladores, puedes perpetuar ese sabor en tu huerto urbano ¿Cómo? ¡Prepara tu propio semillero para cultivarlo en tu mesa de cultivo luego!

A continuación comparto con vosotros cómo hacer almácigos y/o semilleros:

  1. Recomendamos remojar la semilla para favorecer su germinación antes de realizar el semillero
  2. Colocar en el semillero una fina capa de tierra compuesta por tierra fértil, un sustrato (arena, arcilla, etc.) , y abono orgánico (estiércol, compost, etc.). Es importante facilitar el drenaje del agua y la oxigenación de la tierra para evitar que la semilla se muera y/o pudra.
  3. Es importante no llenar todo el recipiente, ya que hay que dejar espacio para el desarrollo de las semillas, futuros plantines o plántulas.
  4. Una vez que tengas el semillero preparado, distribuye las semillas húmedas manteniendo una distancia proporcionada al tamaño de la semilla (3 a 6 veces mayor)
  5. Al sembrarlas, recubre las semillas con una fina capa de tierra y comprime levemente.
  6. Tras la siembra, riega suavemente la zona para fijar la tierra. El riego será periódico para favorecer la germinación de las semillas.
  7. Coloca el semillero en un lugar seguro, resguardado de los cambios bruscos de temperatura, humedad y corrientes de aire.
  8. Una vez que las semillas germinen y se hayan convertido en plántulas, puedes trasplantarlas a una zona más amplia: una  mesa de cultivo o tu jardín. Verifica la distancia que cada cultivo debe tener para su correcto desarrollo en esta tabla.
  9. ¡Listo! ¡A disfrutar!

Ten en cuenta que cada semilla tiene su propia vida útil que varía según la especie y tipo de cultivo como también de la técnica de conservación que hayas elegido. Una forma de probar si las semillas están vivas o muertas es remojarlas en agua, las semillas muertas flotarán (¡eso sí! Dependiendo de la especie y de su peso; las semillas muy livianas no pueden ser probadas mediante este experimento).

¡Ya estás preparado para hacer tu propio semillero en tu mesa de cultivo!

¿IMPORTA LA RELACIÓN CARBONO/NITRÓGENO PARA LA LOMBRICULTURA CASERA?

¿A poco pensabas que todo era tan fácil? Sí, para la lombricultura también hay porcentajes y cálculos, algunos sacados con fórmulas bien complejas.

La combinación correcta te puede dar un fertilizante excelente que no le pida nada a sus primos químicos y darle a las lombrices el mejor ambiente para que echen relajo.

Como en muchas otras cosas, el cálculo correcto depende de varios factores, algunos en tu control y otros donde no puedes meter las manos.

Sin embargo, antes de que te espantes, la cosa no es tan complicada para la mayoría de nosotros.

Qué materiales hay que mezclar para la combinación C:N

Para empezar, ¿de dónde se supone que pones nitrógeno? ¿Qué no era nada más cosa de poner basura y ya?

Todo parece más fácil. Una fuerte cantidad de carbono (todo el papel) y algo de nitrógeno (la basura).

No necesitas hacer medidas raras. A ojo de buen cubero, puedes ponerlo de la siguiente manera: si no huele a nada, es carbono; si huele, es nitrógeno.

Así, el papel periódico, las hojas secas y la paja son prácticamente puro carbono, mientras que el estiércol de gallina es casi puro nitrógeno.

Ya con esta súper tabla de conversión (jaja), ya puedes hacer tus mezclas.

¿Es importante en la lombricultura casera?

Mientras les des una buena casa, en realidad no importa.

La “casa” de las lombrices es el carbono (papel, hojas, etc.) y de hecho pueden vivir en él como si nada.

He tenido lombrices en puro periódico y cartón y procesan todo como si no hubiera mañana. Claro que el humus es súper chafa porque no tiene nitrógeno, pero las lombrices están a todo dar.

La basura orgánica proporciona el nitrógeno que complementa la mezcla y le da sabor a las cosas para que las lombrices estén más contentas.

La cosa es que las lombrices estarán bien en puro carbono, pero se pueden morir en puro nitrógeno.

Así que, para que tus lombrices estén bien, hay que echarle bastante papel. Si le echas mucha basura, tendrán un lugar donde estar mientras se la acaban y, si no le echas suficiente, tendrán comida de sobra.

¿Por qué tanto relajo con esta mezcla?

Para quienes hacemos lombricultura casera, el bienestar de nuestras lombrices, el proceso de basura orgánica y la producción de un fertilizante natural son suficientes.

Rara vez nos ponemos a comparar concentraciones, partes por millón y todas esas ondas que los productores utilizan.

Pero, para quienes se dedican a producir fertilizante como forma de vida, la correcta mezcla de todo les da rapidez en el proceso, maximiza la reproducción y crea un fertilizante adecuado.

La producción de humus de lombriz a gran escala requiere de cuidado y conocimiento como cualquier otra empresa y es buena idea dejarle todas esas cosas a los profesionales.

Para quienes solo queremos participar desde la casa, ponerle suficiente papel y nuestra basura es suficiente para tener lombrices sanas y presumir que somos bien verdes.

Así que no te preocupes; así como no tienes que ser veterinario para tener perro, tampoco hay que entrarle a cálculos raros para tener lombrices.

Ante la duda o cualquier olor feo, solo échale más papel. Tus lombrices estarán felices con eso.

Si le vas a mayor escala, hay que entrenarse.

© 2022: LOMBRIMAULE | GREEN EYE Theme by: D5 Creation | Powered by: WordPress